Día internacional de la niña

Imagen del Fondo de Población de las Naciones Unidas, Costa Rica

Yo me iba a llamar Rodrigo, pero falló un cromosoma. Sí, mi mamá pensó que yo iba a ser varón. (Lo divertido del caso es que el novio de una amiga mía se llama Rodrigo, nació en Costa Rica y cumplimos años el mismo día y no estoy segura, pero al rato y tenemos la misma cantidad de vueltas al rededor del sol…)

Años después  le pregunté a mi madre que porqué me había puesto el nombre que tengo ahora, eso sí, en son de queja: el primero es una repetición de demasiadas mujeres -todas distintas pero repetidas y esa masificación nunca me hizo gracia- y el segundo porque me sonaba horrible… En ese momento, me contó de todas las posibilidades que se le ocurrieron, unas mejores, otras peores. También había un nombre masculino.

-¿Y por qué querías que yo fuera hombre?

-Para que no sufrieras como yo.

Uffff… esa respuesta no me la esperaba. Por un principio de lealtad que me atraviesa desde la coronilla hasta la punta de los pies no puedo contar con detalles exactamente a qué se refería mi madre, pero el caso es que hoy, primer Día Internacional de la Niña me he puesto a pensar que sí… si muchas niñas hubieran sido niños quizá estarían vivas, algo tan básico como eso.

Comentarios vi de gente que abre la boca apenas puede y no sé cómo desarrollan el arte de no comer moscas y mosquitos, quienes empezaron a quejarse de la estupidez de tener un día del niño (9 de setiembre) y ahora, las feministas (esas mismas que bogan por un lenguaje inclusivo, tema para otra entrada) quería tener un día para ellas (11 de octubre). Nada más alejado de la verdad.

El objetivo de un día como hoy es para que la gente se tome un minuto y piense, sí yo sé que está de moda no pensar, tragar, engullir información y no procesar. A ver…

  • ¿Cuántas mujeres mueren en manos de sus parejas día con día, hora tras hora? Pueden ser esposos, novios, parejas sentimales, exnovios.
  • ¿Cuántas mujeres, niñas y adolescentes sufren directa o indirectamente por la violencia doméstica?
  • ¿Cuántas mujeres y niñas y adolescentes son violadas cada día, cada hora, en manos de un familiar, un amigo, un novio, un esposo?
  • ¿Cuántas mujeres y niñas sufren de maltratos físicos y psicológicos?
  • ¿Cuántas mujeres, niñas y adolescentes han escuchado que no sirven para nada?
  • ¿A cuántas mujeres, niñas y adolescentes les han cortado la posbilidad de estudiar, de trabajar y de tener un salario digno?
  • ¿Cuántas mujeres, niñas y adolescentes sufren de mutilaciones genitales?
  • ¿Cuántas mujeres y adolescentes son consideradas impuras cuando están con la menstruación?
  • ¿Cuántas mujeres, niñas y adolescentes son objeto de la trata de blancas?
  • ¿Cuántas mujeres han sufrido quemaduras con ácido o lapidaciones para salvaguardar un honor familiar?

¿Cuántas, cuántas…?

De eso se trata este día… y no se cuentan con los dedos de las manos, no son decenas ni centenas, son millones de millones de mujeres, adoslescentes y niñas. Se trata de prevenir el abuso sexual y los matrimonios forzados, para evitar los matrimonios a edades tempranas los cuales interrumpen el proceso educativo, aumenta el riesgo de violencia y de abuso e impide lograr los Objetivos del Milenio, para reducir ese 29% de mujeres menores de 18 años casadas en América Latina,

Hoy se conmemora por primera vez el Día Internacional de la Niña, una oportunidad que los países del mundo tendrán cada 11 de octubre para evidenciar el vacío que existe para lograr eliminar las desigualdades de género entre niños y niñas,  así como reconocer los progresos realizados en la promoción de los derechos de las niñas. Naciones Unidas reflexiona este 11 octubre sobre el impacto negativo que tienen las uniones de niñas con adultos en el desarrollo integral de la niñez y la adolescencia. Fuente: Fondo de Población de las Naciones Unidas.

En específico se está haciendo conciencia sobre las uniones tempranas. En Costa Rica, cualquier matrimonio antes de los quince años es ilegal y cualquier relación sexual con un o una menor de edad es penado por ley. Sin embargo, hoy me encontré con esta noticia:  Registro Civil anula cinco matrimonios de adultos con niñas ticas y sí, un hombre de 40 años se casó con una niña de 13 años, sí en Costa Rica.

Obviamente estoy sesgada al escribir esta entrada porque tengo vagina y no pene, porque me ha tocado lidiar con “piropos” subidos de tono, miradas incómodas, chistes vulgares… Porque a veces hay que poner al macho masculino, o macho cabrío como le decíamos en Literatura Latina I, en su lugar. Pero, lo más importante de todo esto es ser consciente de todo esto, no verlo como a mí no me va a pasar, a mí no me pasó… De eso no se trata, si no te pasó tenés una razón para apoyar a quienes sufren y si ya fuiste víctima con más razón es hora de levantar la voz y apoyar a las otras víctimas y proteger a un sector tan vulnerable de la población: somo seres humanos al fin y al cabo.

Las mujeres deberían valorarse por lo que son, por lo que puedan y quieran hacer, sin comparaciones con un otro masculino u otra femenina, sin limitaciones impuestas por la desigualdad social como es el caso de esta estrada en otro blog sobre Malala Yousafzai y eso es algo que desde niña hay que tenerlo claro, para que nunca, nunca se nos olvide.

¡Feliz día niñas!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s