De eternidades y silencios, de eso estamos hechos

En menos de 24 horas yo tendré una maleta lista.
En menos de 24 horas ya me habré ido.

En más de 24 horas ya habré llegado a esa ciudad extraña que he amado, que me ha amado, que me ha visto nacer y me ha visto morir otras tantas. Regreso porque la he dejado.

En más de 24 horas llegaré y me pregunto y ¿qué pasa después?

El concepto de hogar es tan relativo como la alegría prístina que viene a cubrirme los tobillos.
El problema no es irse, el problema es no saber volver, el problema es no querer volver.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s