Octubre pinta…

10 de enero. Octubre es, prácticamente, el final de los finales. Así como el comienzo de una renovada vida laboral: al menos eso predice la pinta pues toca trabajar cuatro horas dando una clase. Sol, montañas despejadas y cero transpiración: la primera mitad del mes parece ser algo más que éxito total. 240 minutos menos 30 después, busco comida y compañía: estoy en una búsqueda insaciable de gente, de otra gente y en este mes del año, en este día hay un temporal que durará hasta el otro mes e inundará la zona sur del país. Necesito hablar, verbalizar con otras humanidades. Este mal tiempo emocional (que no metereológico) pinta, indica, predice, señala y subraya que estoy huyendo de algo que no tiene forma pero me sigue los talones y se adhiere como brea… Octubre pinta fallos en la tecnología moderna a mediados de mes por el temporal propio de la época (este que me sigue como mi sombra, que me tiene el alma en desasosiego), pero nada como el contacto cara a cara: hablamos, hablamos, hablamos; soñamos con una vida que podría ser, nos montamos en un bote y navegamos lejos de los ríos desbordados de nuestros problemas. A mediados de mes, como (del verbo comer): me decido por un casado con pollo a la plancha y todos los carbohidratos del día en una sola sentada sin necesidad de pedir, mirar, pretender o hacer que entiendo el menú. La necesidad de divorciarme de mi tesis, es hoy, 10 días de haber comenzado el año y décimo mes como corresponde, la única certeza con la que cuento: esa presión sobre los hombros me cansa. Sin darme cuenta, comienza otra vez la ronda de despedidas y yo no entiendo bien qué sucede: hay muchos ojos por todas partes y hay dedos con personalidad propia, muy pocos pedazos de cinta adhesiva para enderezar los libros y los caminos rotos. Octubre predice calor y frío, y mucha dulzura para mediados de mes, cuando con un café comeremos pan con miel y queso quemado, tosteles, esa palabra tan bonita como lo puede llegar a ser patidifuso. Nos veremos en unas semanas, les dije con un abrazo y para la semana del 20 el sol seguirá brillando, pero es hora de que no olviden sus chaquetas, porque al bajar la cuesta o la espina dorsal del mes, el viento les rozará el rostro, estimados lectores. A finales de octubre, cuando ya no estamos en el pico de celebraciones de natalicios, solo se predicen cosas buenas: cualquier falta de calor provocada por la sensación térmica en picada libre será eliminada gracias a los poderosos abrazos de la gente linda que no cambia. Les recomiendo no intentar subirse a una bicicleta: es duro subir la cuesta y llegar a fin de mes. Para reponer fuerzas del desgaste producido por los meses anteriores y de los raspones que pudieron haberse producido en sus rodillas por el aterrizaje forzoso del anterior mencionado medio de transporte, es bueno ver a la gente que está alrededor, se han reunido y comparten un pedazo de su vida con uno: y así se termina octubre se pinta con una sensación de ternura y de protección, de belleza e incluso hasta de esperanza. Las tormentas del inicio del mes disminuyen, pero no se confíe, estimada lectora, usted podría estar en el ojo del huracán, de manera que le recomiendo no preocuparse mucho por su apariencia. Ponernos de acuerdo y que dar un toque no es un dar toque, y tomar un nuevo rumbo habiendo renunciado a un pie de limón. Ir hacia el oeste y en una barra de un bar no tener ni solución ni ideas por ofrecer. No crean que la amargura de la cerveza se quedará en el paladar: habrá quien les regale un pedacito de chocolate y no en vano el último día del año se celebra entre calaveras y chocolates, que dicen la buenas lenguas, se disfruta mejor con cierto tipo de vino tinto. Así como se disfruta de ciertas noches nubladas, cuando hace mucho frío: con amigos que nunca dejarán de ser parte de la historia de uno, un día cualquiera, un mes cualquiera, en un año cualquiera, en una galaxia cualquiera dentro de un bolso de calaveras blancas sobre un fondo negro que reposa, ajeno a la mirada de los otros, debajo de una mesa de un bar cualquiera.

A Lauco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s