Noviembre pinta…

11 de enero. Sábado. Noviembre pinta soleado y con brisa. ¿Nubes? No lo sé, tenía los ojos entrecerrados cuando corrí la cortina; o tenía mucha prisa para notar esos detalles tan insignificantes a la hora de tomarle el pulso al día y empezar a tomar notas mentales para la pinta de noviembre. Nadie es capaz de explicarse como estoy en pie dando una clase a las 8:00am, nadie. Y es que, si hubiera un dios por estos lados, (a como andan las cosas últimamente ni se arriman, estamos muy pedigüeños) tampoco podría explicárselo. El caso es que noviembre pinta a que tanto y tanto, que para arriba y que para abajo, me empieza a pasar la factura. Ya no pienso en divorcios, pienso en cómo resolver las próximas cuatro horas de clases y llegar a tiempo. Noviembre: mes de carreras, de sobrevivir de a poquitos.

Cuatro horas después lo que corresponde a medio mes me declaro en victoria absoluta: no solo el balance ha sido positivo, es que termino con una energía que parece que estuviera lista para aquella primera fallida carrera de 5km de hace algunas, muchas, entradas atrás. Noviembre e ir al parque, noviembre, sol y viento. Noviembre mes de mariscos y de despedirse. Quizá lo que más extrañe sea la constelación de lunares en la espalda y la vista de esos árboles más allá de las persianas, yo vivo enamorada de las copas de los árboles y de tomar una siesta con ese vaivén de hojas y ramas en la pupila. Noviembre termina con un baño caliente, tranquilo: como si con el agua se lavara los pecados y me dejaran lista para la última pinta del año.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s