It’s a fucking pharmacy!!!

Entonces, tuve la peregrina idea de invitar a Jen a almorzar. El plan era simple: pasta con pesto pero sin pasto y queso parmesano. Hasta ahí bien.

Hasta que entró al baño, a ese lugar que no me ha importado ordenar desde la última gira (que más da si me quedan menos de dos semanas) y vio esto:

image

It’s a fucking pharmacy me dijo hoy, después de la cena y yo le dije que no, que muchas de esas cosas las había conseguido aquí y empecé a explicarle qué es cada cosa. Así que Jen, esta es la lista:
Empezamos por la izquierda.

Dos cajitas para lentes de contacto. Cada estuche viene con cada botella y yo tengo dos: una grande para cuando estoy en campus y otra chica cuando voy de gira o cuando me escapo el fin de semana.

Hilo dental. Sí, la dentista ha hecho mucho hincapié en que tengo que usarlo.

Crema para el pelo.

Desodorante en barra. Que también funciona cuando tengo problema de rozaduras en la piel en climas calientes.

Botella transparente con líquido mágico que previene el olor de pies.

Botella chiquitita de crema corporal, para las giras.

Botellla pequeña de líquido para lentes de contacto.

Crema para la cara. Lo juro, es la única.

Botella casi vacía de enjuague bucal.

El desmaquillante, obvio.

Desodorante en spray. De las cosas más prácticas. Madre naturaleza, compenso con el jabón orgánico.

El estuche para mis anteojos.

Crema para el cuerpo. Va por la mitad.

Botella grande de líquido para los lentes de contacto.

Pasta dental,sí dos casi vacías y como tres cepillos de dientes.

Vaselina. Por la alergia de principio de semestre.

Una botella de champú y una de acondicionador casi vacías.

Un vaso y una cuchara.

Tres botellas chicas con crema para pelo, champú y acondicionador. Sí, por las giras.

Crema para depilar. Los pelos y yo, no.

Toallitas húmedas.

Crema para cuando me pican los bichos y me rasco dormida. Nunca la uso, está a punto de vencerse y por eso tengo las piernas como las tengo.

Sí, crema fancy pal pelo.

Quita esmalte.

El champú y el acondicionador orgánicos. Van más de la mitad.

Esmalte de uñas.

Tampones y toallas sanitarias.

Las hojas de lavandería y los papeles amarillos que uso en la mañana cuando tengo pereza de contar la ropa. Y el rotulador que uso para esos fines. Sí, es rosado.

Un espejito.

Se me quedó atrás el esparadrapo y la crema que mandaron en la farmacia por la alergia.

El estuchito de búhos para el cepillo y la pasta dental.

Un collar hecho a mano por los indígenas bribri.

Maquillaje.

Aclaro que falta el bloqueador, el repelente (que siguen en la mochila) y que el bote de insecticida está cerca de la ventana.

Y sí, vas a heredar algunaa cosillas en menos de dos semanas 😉

Anuncios

8 pensamientos en “It’s a fucking pharmacy!!!

  1. Jen dice:

    I stand by my description…it IS a fucking pharmacy….

  2. Jen dice:

    How much for the magic stuff?

  3. Fico dice:

    Then again it really looks like a lot against the mirror. It’s like that half-bowl of rice with the mirror trick.

  4. Jen dice:

    But I still love you…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s